Algunas diferencias significativas

No hay nada como contrastar una noticia para constatar el grado de manipulación de los medios de comunicación convencionales. Hoy nos hemos desayunado con la dimisión del director general de la Fundación Ciudad de la Energía, y una rápida revisión de medios nos lleva a cierta convergencia en titulares y contenidos (véanse los enlaces a Radiobierzo, Infobierzo o el Diario de León). El Diario parece tener alguna discrepancia, pero una vez leemos la noticia la diferencia desaparece: la versión oficial es que D. Melchor Ruiz ha peleado por el Museo, pero como no le dejan seguir ha dimitido.

Sigue leyendo

Extinción

Este blog nació para denunciar el sistemático desmantelamiento a que se ha visto sometida la actividad económica berciana en un plazo de tiempo breve, lo que tiene (y tendrá) serias consecuencias sociales y territoriales. Así, en poco más de dos años, los efectos de la crisis han convergido con las debilidades propias y las políticas públicas en una tormenta perfecta que se está llevando por delante casi todo. Una de esas cosas que va a desaparecer de manera inmediata es la Fundación Ciudad de la Energía (Ciuden), que se extingue al final de este año.

Sigue leyendo

No es país para científicos

Hubo un tiempo en el que las actividades de la Fundación Ciudad de la Energía tenían relevancia académica y repercusión internacional. Cabe recordar reuniones de la Agencia Internacional de la Energía, de especialistas en captura y almacenamiento de carbono, de recuperación ambiental de suelos, de derecho minero,… También podríamos citar los pequeños pero interesantes eventos que organizaba el Observatorio del Noroeste sobre temas territoriales. Así, tuvimos la ocasión de conocer a técnicos y científicos de áreas tan diversas como física, química, ecología, derecho o economía, hablando de energía, desarrollo económico, recuperación ambiental, tecnología, etc. Ahora que la Fundación ha muerto y las únicas actividades las monta el Museo, ha quedado en las manos de sus gestores mantener el nivel, y parece que la tarea está siendo excesiva. Tal vez los recortes económicos y humanos habidos han terminado por hacerse sentir…

Sigue leyendo

Respuesta “off media”

He recibido una observación “off media” que no puedo dejar sin respuesta. Sí, sí, es un mal precedente contestar una observación que no figura entre los comentarios del blog, pero es que es una cuestión interesante. ¿Por qué es una mala idea deshacer la Fundación y por qué fue buena constituirla? O dicho de otra forma, ¿por qué el ínclito señor Fernández está equivocado? Al hilo de eso, también hay que explicar por qué estoy diciendo que el proyecto ya está liquidado, cuando tantas y tan autorizadas voces afirman todo lo contrario.

Sigue leyendo

Miedo en el cuerpo

Ahora que ya sólo cabe esperar la formalización de la muerte de la Fundación Ciudad de la Energía, y con ella la de un proyecto que pretendía aunar innovación, cultura, diversificación y desarrollo territorial en una zona como El Bierzo, castigada por la ignorancia, la mediocridad y la simplicidad, cabe hacer algunos análisis sobre lo que pudo haber sido y no fue.

Sigue leyendo

Otra pieza menos

El mes pasado ya decíamos aquí que la Fundación Ciudad de la Energía continuaba en proceso de desmantelamiento, y lamentablemente las noticias que lo confirman siguen llegando. Ahora, se trata de la desulfuradora de la que la planta de captura no dispondrá. Como suele pasar, no era necesaria; al parecer, la planta de captura puede pasar sin ella. De hecho, es la misma argumentación que se ha venido empleando con todo lo demás. Todo era un lujo innecesario. ¿Quién necesitaba un museo de esas dimensiones? ¿Quién un plan de desarrollo territorial, si ya está la Comunidad Autónoma? ¿Quién desarrollar el turismo, estando la Diputación? En resumen, pudiendo no tener nada, quien necesitaba todo eso.

Sigue leyendo

Adiós a todo eso

Hacer un comentario sobre la actualidad, si se pretende que tenga un mínimo de calidad, exige información, reflexión y distancia. Los comentarios en caliente suelen tener poco fundamento y estar muy subidos de tono, y por supuesto, hay que ser conscientes de lo que es importante y lo que no. Así, hemos tenido unos días muy entretenidos con ese medio millón de toneladas de carbón que la empresa de nuestro patrón minero favorito al parecer ha evadido (o extraviado) de los almacenes temporales del Estado. Supongo que nadie duda de la capacidad para ejecutar la faena por parte de nuestro destacado ciudadano, pero también hay algunas otras cosas sobre las que pensar. ¿Cómo es posible que hayamos tenido que esperar a un desfase de tal calibre para que salten las alarmas? ¿No hay controles suficientes?

Sigue leyendo