En lo más crudo del crudo invierno

Pues en efecto, estamos en lo más crudo del crudo invierno. Y no es sólo por estos dos años de frio glacial con los que nos ha obsequiado el gobierno del PP, que han convergido con la muy fría situación de nuestra economía regional y la gélida marcha de la comarca, sino porque acabamos de pasar el solsticio de invierno, y no podemos estar más ateridos. Si repasamos nuestros medios locales lo veremos con claridad: frio, futbol y navidades. Nada hay que anime o dinamice de verdad, más allá de los buenos deseos de estas fechas.

snowstorm

Y sin embargo, algunas luces de esperanza sí podemos atisbar. Nada que ver, desde luego, con la propaganda oficial de llegada de la recuperación, porque lo que el gobierno entiende por tal no tiene nada que ver con lo que entendemos los demás. Si usted cree que recuperación significa creación de empleo, crecimiento de salarios, mejora de servicios públicos o aumento de rentas, no vive en el mismo planeta que Rajoy.

He tomado el título de una película de Kenneth Brannagh (“In the bleak midwinter”, 1995) que he podido volver a ver hace poco. Es la historia de unos cómicos británicos que organizan una representación benéfica de “Hamlet” para Nochevieja; todos son un paquete de desastres y fracasos tremendo, pero al final son capaces de organizarse, sacar adelante la representación, atados por el tenue hilo de esperanza que es poder hacer teatro y representar a Shakespeare. Así estamos aquí, agarrados a dos breves hebras: que Roldan no ejecutó el ERE que tenía previsto porque tenía trabajo y que el ayuntamiento de Ponferrada está siendo capaz de sacar adelante el mundial de ciclismo.

¿Es acertada esa apuesta por el mundial? ¿No es ese el tipo de eventos que nos ha llevado, en parte, a la situación en la que estamos? Solo mucho tiempo después de que concluya podremos decir si fue un acierto o no. Desgraciadamente para la actual corporación municipal, los costes de abandonar el proyecto son inmediatos, pero los posibles beneficios serán sutiles y dilatados en el tiempo. Lo positivo de esto no es sólo que se vaya a realizar, sino que una corporación nueva con la legislatura empezada asume las dificultades y riesgos de un proyecto que ni siquiera es suyo para culminarlo lo mejor posible. Otros podrían haber hacho lo mismo, y tal vez el invierno no sería tan crudo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s